El peleador (The fighter): boxeo y su enseñanza en la vida

ara cualquier atleta, el apoyo que su familia le brinda para el buen desempeño de su disciplina resulta fundamental. Pero ¿qué sucede cuando sus seres queridos, aunque con buenas intenciones, se convierten en un lastre para su carrera?

Es el caso que nos muestra la película “El peleador” (The fighter), inspirada en la historia real de los hermanos Micky Ward y Dicky Eklund. Esta cinta de 2010 presenta la relación tóxica entre Ward, boxeador de la categoría wélter interpretado por Mark Wahlberg, y su familia, sobre todo con su madre y su medio hermano Dicky, encarnado por Christian Bale.

Ward es un pugilista prometedor pero no puede dar el salto de calidad en su carrera por la falta de compromiso de Dicky, su hermano mayor, un boxeador retirado cuyo mayor logro fue pelear y perder contra “Sugar” Ray Leonard, histórico multicampeón estadounidense. Con buena intención, Eklund entrena a Ward e intenta transmitirle todo lo aprendido sobre el ring; sin embargo, su adicción a las drogas y personalidad inestable son un verdadero lastre para su hermano porque no llega a los entrenamientos, falta a las peleas y, junto con la madre de ambos, se encarga de conseguirle combates que, lejos de ayudarle a tener una oportunidad por el campeonato, lo perjudican.

Frustrado ante esta situación, Ward acepta la propuesta de un promotor que le ofrece un salario por entrenar y peleas de nivel. Temeroso de que su hermano “traicione” a la familia, Dicky trata de conseguirle dinero ilegalmente, por lo que va a la cárcel por robo y agresión.

Es entonces que la carrera de Micky Ward comienza a ascender tras vencer a importantes rivales y recibir la oportunidad de disputar el título de peso wélter, ya con un nuevo entrenador y el apoyo de su novia, vista como una enemiga por la madre y hermanas del peleador, que no se cansan de atacarla, lo que coloca a este en una situación muy incómoda.

Cuando, tras unos meses, Dicky Eklund sale de prisión, él y la familia dan por sentado que la relación con Ward continuará siendo la misma y les permitirá dirigir su preparación para la pelea por el cinturón; sin embargo, el promotor, su entrenador y su novia se oponen rotundamente. Esto coloca al pugilista, en el mejor caso de metáfora boxística, contra las cuerdas, pues no desea quedar mal con su familia, que lo ha apoyado siempre, ni defraudar a quienes confiaron en él y lo tienen en la antesala del campeonato. De esta manera, deberá conciliar a ambos bandos para intentar salir con el brazo en alto.

Pueden encontrar “El peleador”, dirigida por David O. Russell, en plataformas de video bajo demanda y disfrutar la excelente interpretación de Chistian Bale como el carismático y conflictivo Dicky Eklund, con la cual se llevó el Óscar a Mejor Actor de Reparto, además de comprobar que la obtención de cualquier logro no solo se debe a un esfuerzo individual, sino a la suma de muchos.

Autor