“Campeón del barrio”: entre el cine y el boxeo

El box, con su arrastre popular, ha sido inspiración para sinnúmero de filmes, y la Época de Oro del cine mexicano no es la excepción, pero la cinta de la que voy a hablarles no sólo aprovecha la gran afición por este deporte en nuestro país: también la fama de uno de los grandes ídolos de la música ranchera de todos los tiempos.

La película “Campeón del barrio” (1964), dirigida por Rafael Baledón, tiene como protagonistas a los cantantes mexicanos Javier Solís y Sonia López, cuyas canciones aún son de las preferidas de muchos en nuestro país y toda Latinoamérica. La trama gira alrededor de Javier Salinas (Solís), un hombre sin muchas ambiciones que es ayudante de un hacedor de estrellas del espectáculo que tiene el propósito de lanzar a la fama a Sonia (López), una mesera con grandes facultades para el canto.

El padre de Sonia, don Fer, encarnado por Fernando Soler, es dueño de un gimnasio de box, y su gran sueño es que uno de sus pupilos se convierta algún día en campeón mundial. Y es una noche en que Javier y Sonia tienen una cita que el joven es provocado por otro a causa de un piropo dirigido a la muchacha, lo que desemboca en una pelea. Lo que Salinas ignora es que su rival es campeón del famoso torneo mexicano Guantes de Oro, por lo que resulta vapuleado. Esto causa que Javier, en busca de desquitarse por esta humillación, busque que don Fer le enseñe a boxear. Sin ninguna experiencia en el arte de la defensa personal, Javier sorprende al viejo entrenador con una poderosa zurda que noquea a su oponente y le hace pensar que ha encontrado a quien materializará su sueño de conquistar un cinturón de campeonato mundial.

Es así que, entre canciones clásicas de ambos intérpretes, como “El ladrón” y “Entrega total”, atestiguamos el ascenso de Sonia y Javier, ella como cantante llamada a convertirse en estrella y él como un púgil con una carrera más que meteórica que pronto conquista el título nacional de peso wélter y consigue la oportunidad de retar al monarca mundial de la categoría en un encuentro que se producirá en el entonces Distrito Federal.

En medio de la fortuna que sonríe a los jóvenes, el drama comienza cuando don Fer, convencido del amor inconfesado entre su hija y Javier, les hace revelar sus sentimientos. Ante el mutuo afecto entre ambos, el veterano manejador les hace prometer que los dos abandonarán sus respectivas carreras para casarse y darle nietos, lo que ellos aceptan con la condición de que les permita terminar lo que comenzaron: que Sonia finalice su exitosa temporada en el centro nocturno donde canta y que Javier gane el campeonato mundial wélter; ambas situaciones, curiosamente, ocurrirán la misma noche.

Pueden encontrar “Campeón del barrio” en el canal de videos que ustedes conocen y averiguar el desenlace de esta historia, que, en su aparente simplicidad, encierra un drama inesperado.

https://youtu.be/n6ADzofj9c8

Autor