“Segundo aire”: un cuento sobre box

Eduardo Lamazon recopila cuentos sobre boxeo y de la pluma de Alejandro carro hablamos sobre el deporte de compate mas popular sobre el ring

Muchas veces, el deporte es testigo de regresos asombrosos, de la vuelta a la actividad de atletas que, por diversas razones, se habían alejado de su disciplina y, para asombro de propios y extraños, deslumbran con las habilidades que aficionados y expertos suponían perdidas para siempre.

Dichas ausencias, en ocasiones, son obligadas por lesiones, suspensiones debido a malas conductas o uso de sustancias prohibidas, incluso por circunstancias de vida.

Y es una de estas situaciones vitales que interfieren con el deporte el argumento del cuento “Segundo aire”, del escritor estadounidense Talbert Josselyn (1886-1961). En esta historia, un boxeador, Danny Darrell, recobra el conocimiento tras el nocaut sufrido en su pelea contra Butch York, donde perdió el campeonato mundial de los pesos medios. Desconcertado, el joven pugilista busca a los hombres de su esquina; en cambio, junto a él ve a un desconocido de cabello gris y, en vez de despertar en los vestidores de la arena donde se celebró el combate, se encuentra en plena calle con una herida en la cabeza.

El desconocido le dice que fue víctima de un asalto donde lo golpearon con un palo y lo llama por otro nombre, Bus Moore. El destronado monarca no comprende; le explica al hombre que él es Danny Darrell y acaba de perder la pelea por el título. Eso es imposible, le contesta el otro, porque ese pugilista que afirma ser murió la misma noche de su derrota en un accidente automovilístico hace cinco años.

El desconcierto y la incredulidad se apoderan de Darrell, quien averigua, con total sorpresa, que ha vivido los últimos años en un pueblo costero como conserje de un mercado y es conocido por los locatarios como Bus. No conforme con lo que le cuentan quienes aseguran ser sus amigos y la imagen avejentada, casi irreconocible, que le revela el espejo, comienza a investigar acerca de la supuesta muerte del depuesto campeón que está convencido de ser.El peleador (The fighter): boxeo y su enseñanza en la vida

Entonces descubre, con ayuda de viejos periódicos y recuerdos que le llegan de repente, la traición de uno de sus hombres de confianza, a quien debe mucho de su derrota y haber sido dado por muerto en el percance carretero. Asimismo, averigua que ese viejo camarada ahora entrena al vigente campeón de los medios, aquel que le arrebató, con trampas, el preciado cinturón.

Decidido a tomar revancha y con el nuevo nombre boxístico de Young Danny, el protagonista, con muchos esfuerzos, recomienza su carrera en el ring con el principal objetivo de retar a su antiguo rival y demostrar que, a pesar del tiempo transcurrido desde su forzoso retiro por “muerte”, sigue siendo el mejor peso medio del mundo.

Pueden encontrar este magnífico relato en el tomo dos de la colección A puño limpio, recopilada por el analista de boxeo Eduardo Lamazón (¡Lama, Lama, Lamita!), y atestiguar que tanto en el deporte como en la vida podemos experimentar nuestro segundo aire, la oportunidad de retomar el camino con renovados bríos cuando todo parecía perdido.

Autor