Toros de Tijuana: Los campeones del Beisbol, hazaña y debacle

Toros de Tijuana: Los campeones del Beisbol, hazaña y debacle

No es novedad que en el deporte encontremos todo tipo de historias,
algunas escritas desde la propia hazaña y otras rayando la debacle, esto podría
resumir la gran final 2021 del beisbol mexicano.

Para esta Serie del Rey chocaban los Toros de Tijuana, campeones de la zona norte y los Leones de Yucatán, bicampeones de la zona sur, ambos equipos con constantes apariciones en últimas instancias, proclamándose cómo las organizaciones más ganadoras de los últimos cinco años dentro de la Liga Mexicana de Beisbol.

El camino de ambos no fue del todo sencillo, los melenudos dejaron en el camino a Veracruz, Tabasco y en la final de zona a los Diablos Rojos del México, mientras que los Toros por su parte, rindieron cuenta de Aguascalientes, los campeones hasta ese momento Acereros de Monclova y en la final de zona a los Mariachis de Guadalajara, favoritos por muchos en su año debut en LMB.

El escenario estaba más que puesto, se esperaba un duelo de poder, cerrado en cualquier línea, pero las cosas no pintaban al inicio así, por lo contrario, resultó ser una final muy dispareja y es que Yucatán ya tenía asegurado los tres primeros compromisos, es decir, solo hacía falta un juego para coronarse por quinta vez en su historia, en ese momento los melenudos eran muy superiores, con un diferencial de carreras de más 12 y con pitcheo abridor sólido, pero ante todo esto, sucedió lo menos probable, lo casi imposible, Tijuana contra la lona se levantó para ganar los últimos cuatro y a la postre coronarse como campeón del circuito mexicano, su segundo título desde su surgimiento en segunda etapa en 2014.

La hazaña de Toros no es cualquier cosa, de estar 0-3 y con una seguidilla de 19 innings sin anotar carrera, no se veía por donde, Toros rescataron los últimos en el Kukulcán para regresar la serie a la frontera donde ahora sin tanto problema sortear a los Leones, permitiéndoles una sola carrera en sus últimas 13 oportunidades al bat, anotando 13 carreras, la mayoría de ellas remolcadas por Efrén Navarro, lo que le significó la distinción al más valioso.

Debacle para los Leones, ya que se unen a los Saraperos de Saltillo de 1971, ellos eran los únicos que habían permitido tal situación, dejar ir una ventaja de 3 y 0 para terminar cayendo, tuvieron que pasar entonces 50 años para que esto sucediera de nuevo en una gran final de beisbol, la hazaña en ese entonces fue lograda por los Charros de Jalisco, algo particular que también se presentó en ambos campeonatos fue la suspensión por lluvia, acontecimiento que marcó un antes y un después en ambas series, dato totalmente curioso.

Felicidades a Tijuana, digno campeón, desde la oficina, equipo y afición, Yucatán a replantear cosas porque sin duda seguirán siendo protagonistas, hazaña y debacle en nuestra Liga Mexicana de Beisbol, la liga de las emociones imparables que ya esperamos para el 2022.  

Autor

0
Superalimentos: Moda, realidades y mentiras en la alimentacion memo ochoa ¿el mejor portero dentro y fuera?

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *