No habrá espectadores extranjeros en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021

Este sábado en al ciudad de Tokio se ha confirmado de manera oficial, que no será permitida la entrada de espectadores extranjeros a Japón para venir a los Juegos Olímpicos. Este ha sido el comunicado oficial por parte del Comite Organizador después de la reunión de este fin de semana en la ciudad de Tokio en la que participarón Hashimoto Seiko, Directora del Comité Organizador de los Juegos de Tokio, Marukawa Tamayo, ministra a cargo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, Koike Yuriko, Gobernadora de Tokio; Tomas Bach, Presidente del COI, y Andrew Parsons, Presidente del CPI.

Durante varios meses permaneció la duda sobre la posibilidad de cerrar fronteras a espectadores del extranjero con ticket comprado para disfrutar alguna de las competiciones deportivas.  Pero las especulaciones terminaron tras la reunion sostenida este sábado donde se ha confirmado el reembolso de aproximadamente 600,000 mil entradas que fueron vendidas al extranjero, según datos de NHK Japan News.

Los motivos por los cuales se ha llegado a esta decisión han sido principalmente por la seguridad de los juegos, debido a la pandemia mundial y a las restricciones de viajes que afectan a varios países, entre ellos Japón, que actualmente tiene sus fronteras cerradas a extranjeros. Esta decisión ha sido avalada por el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Tomas Bach, quien apoya la decisión de las autoridades japonesas y desea que las Olimpiadas sean un éxito, aún bajo las nuevas condiciones.

La sociedad japonesa, como ya lo he mencionado en artículos anteriores, no se encuentra motivada ni ilusionada con los próximos Juegos Olímpicos. Desde Marzo del 2020, cuando los juegos fueron postpuestos, la ciudad inició “aislados” movimientos en contra de reagendar los juegos para el próximo año, entrecomillo aislados ya que en la cultura japonesa, el conflicto y los enfrentamientos no es algo que sea bien visto a nivel social, es por ello que es raro ver manifestaciones, protestas o quejas públicas en avenidas, plazas o calles. Pero dentro del silecio masivo, hay voces locales, conversaciones de café y con amigos donde los japoneses expresan abiertamente el poco interés que existe en estos momentos por tener unos juegos Olímpicos en la ciudad de Tokio.

La sociedad japonesa se opone rotundamente a abrir las fronteras y permitir entrada de espectadores extranjeros durante los Juegos, eso justificado por la contingencia sanitaria que se ha vivido por más de un año en el mundo y la aparición de las nuevas mutaciones de Covid-19.

En esta ocación se ha cumplido el deseo de muchos ciudadanos japoneses que mostraban su incoformidad para permitir la entrada de espectadores extranjeros durante los juegos pero hoy, ante la contundentre noticia del Comité Organizador se pone fin a este tema y los organizadores afirman que siguirán avanzando en trabajar para ofrecer unos Juegos Olímpicos seguros para todos; atletas, medios de comunicación, personal operativo y los afortunados espectadores Japoneses que hayan adquirido tickets, quienes serán los únicos que podrán entrar a disfrutar en directo de las competencias deportivas, el resto lo podremos ver por TV.

Autor